jueves, 12 de febrero de 2009

23 y 27 de enero (Puestos de salud). 1 de febrero (la bienvenida), 6 febrero (hombre cuchillo), 7 de febrero (tradiciones)



Sábiè, sexta-feira 23 de Janeiro de 2009

A eso de las 14.30h tuvimos en la Capilla de la Misión de San Antonio de Sábiè, una reunión con toda la población. Vinieron unas 40 personas convocadas por el jefe/régulo de la Misión, a petición de Jesús Torres.

El motivo de este encuentro era la inmediata apertura del Centro de Salud de la Misión. Ya Dona Felizarda acabó el curso de preparación en Moamba y Villa de Sábiè, por lo que el lunes abriremos las puertas del pequeño centro.

Es un momento histórico para esta población, y realmente supone un paso de gigante a nivel de salud. La titulación de Felizarda es de Agente Polivalente, lo cual quiere decir que está preparada para los primeros auxilios y prevención de enfermedades, así que esperamos que sea un grano de arena para este pueblo. Todavía queda mucho por hacer. Por ejemplo, el centro de salud no puede disponer de agua corriente, y tendrán que traerla del río cada día, pero esta es la realidad en la que todos vivimos. El acceso al agua es uno de los grandes obstáculos para la salud y para la vida de este pueblo.

En la reunión el régulo dijo que Felizarda debía tratar muy bien a las personas, porque necesitan ser comprendidas, escuchadas en sus dolores, atendidas en sus necesidades.



Khanimambo por este pequeño Centro de Salud sin agua. Khanimambo por las palabras sabias de este viejito con dos zapatos diferentes, pero con las palabras bien iguales a lo que sentía su corazón. Khanimambo por todas las personas que desde muy lejos, y atravesando una crisis económica, alargan su mano y engrandecen su corazón para hacer este sueño realidad.



Sábiè, domingo 25 de Janeiro de 2009

El río es una auténtica bendición. Por la mañana tuve la misa aquí en la Misión, y luego preparé un almuerzo estupendo para Jesús, prof. Albino y yo. Hice un pescado empanado con papas fritas que me quedó de chuparse los dedos. Me tuve que contener para no echarme piropos, pero por dentro me entró una vanagloria del carajo: ¡Qué gran cocinero! La verdad es que parafraseando a mi hermano Alexis, puedo decir: “Me supo”, “Hasta a mi me gustó”.

Y el remate de un día perfecto fue el baño en el río. La verdad es que esa agua calentita se agradece. Aquel paisaje que me parece un sueño de libertad donde podría pasar horas y horas en pura contemplación. Envuelto en la naturaleza me dejé estar hasta que casi oscurecía.



Khanimambo! por el río, por la eucaristía, por el pescado empanado, por los amigos, por mi familia siempre presente y por la madre naturaleza que cada día me posee más, y me colma con todos sus bienes.



Sábiè, terça-feira 27 de Janeiro de 2009

Jesús salió para Mavungwane y Baptine, mientras que yo me quedé estudiando en casa. Llevó a los albañiles para acabar el Centro de Salud de Mavungwane, y luego al regreso paró en Baptine para ver la inauguración del Centro de Salud del pueblo. Éste fue hecho por los dueños del Sábiè Park y donado al Ministerio de Salud (MISAU), así que la inauguración fue por todo lo alto (incluido un búfalo, matado para la ocasión). Además, aprovecharon para tomar posesión los Jefes Tradicionales. Así que hubo bastante folclore.

A todas estas, el Centro de Baptine no tiene sillas, ni mesa, ni cama, ni camilla, ni agua, ni un salario para su trabajadora. En negociaciones de última hora, hemos sido nosotros los que hemos asumido este Centro dentro de nuestra red de puestos de salud, porque si no aguantaría dos días y luego cerraría.

A mediodía fui a llevar a Felizarda unas sábanas, folios, lejía y líquido de limpieza. Ella aprovechó para preguntarme si el cuarto de baño estaba listo para usarse. Yo le dije que sí, pero ella insistía en la duda. Me llevó al baño y me mostró la vasija diciendo: “Mire, estuve limpiándola y le eché agua, pero no se va, se queda ahí. ¿Puede usarse así?” En ese momento caí en la cuenta de que ella quizá nunca había visto una vasija, porque todas tienen agua en el fondo.



Khanimambo! por este proyecto de salud en la zona liderado por nuestra parroquia. Aún queda mucho camino por andar, mucho por aprender y por mejorar, pero con el apoyo de tantos amigos, con la oración de todos, y con el esfuerzo de este pueblo, podremos. Juntos, Contigo, podemos. Khanimambo!



Sábiè, domingo 1 de Fevereiro de 2009

El corazón me latía un poco más aprisa que de costumbre. La emoción y la alegría se apoderaron de mí al ver llegar dos camiones que venían con cristianos de muchas comunidades de la parroquia. Venían de todos los rincones para darnos la Bienvenida oficial a la parroquia. Fue una iniciativa de los cristianos de nuestras comunidades. Decidieron juntarse todos aquí en la misión para agradecer y darnos la bienvenida.

Desde la casa hasta la Iglesia pusieron esteras y nos acompañaban con una gran sombrilla mientras nos tiraban pétalos de flores hasta llegar al altar. La Iglesia estaba de bote en bote, como nunca, ya que aquí hay muy pocos cristianos. Cantos, danzas, alegría, palabras de agradecimiento… todo fue llegando a su debido tiempo. Y al final, llegaron los regalos para los curas: unos traían vasos, otros cebollas, otros un baile o una canción, otros millo, capulanas, dinero… es decir, aquello del Evangelio donde una pobre viuda echó todo lo que tenía para vivir (Lc 21,1-4)



Hoyo, Hoyo! (Bienvenidos!) Khanimambo! Me quedo sin palabras ante este pueblo que luego aguantó hasta mediodía con un triste “maheu” (bebida tradicional de harina de millo fermentada) que preparamos aquí. Gracias Señor, y ayúdanos a dar todo el amor, la pasión, la Palabra y la fuerza de Tu Pan que este pueblo espera de nosotros.



Sábiè, sexta-feira 6 de Fevereiro de 2009

Cuando ya me disponía a cerrar el día con la triste noticia del suspenso de Carmen Celia, llamaron a la puerta. Eran 4 hombres y los atendió Jesús. Tenían cara de preocupados y después de unos minutos veo que Jesús comienza a llamar por teléfono. Luego sube y me comenta que fuera hay un hombre “com faca e catana”, es decir, con cuchillo y machete.

Llamó a la policía para que viniesen a buscarlo, pero ellos no tienen coche. Luego llamaron al Jefe de Puesto o Administrador, y le pidió a Jesús que hiciera el favor de llevarlo él. Así que han ido con todos a Sábiè. El susodicho iba amarrado atrás y parece que estuvo a punto de escaparse, pero finalmente lo pudieron dejar en la Comisaría. Mañana a las 08.00h deben presentarse los testigos para prestar declaración.



No todo es paz y tranquilidad. Aquí se bebe mucho, y cuando se acerca el fin de semana, más de uno se arrebata. Khanimambo! porque no hubo que lamentar heridos, y las borracheras cuando pasan ayudan a tomar conciencia de los errores cometidos.



Sábiè, sábado 07 de Fevereiro de 2009

Hay tradiciones para todos los gustos. Hoy cuando llegamos para celebrar la misa en Ligongolo sólo había unas pocas viejitas, un viejito y pocos niños y niñas. A mí no me extrañó, porque estoy acostumbrado a un reducido grupo, pero el Prf. Albino me dijo que faltaron porque tenían que cumplir una tradición.

La tradición dice que llegada esta altura del año, el pueblo debe ir a quitar los pajaritos de los nidos porque si no lo hacen, no lloverá. Suena raro, pero era verdad. De allí fuimos a Baptine para recoger al Sr. Vasco y su ayudante que venían de acabar el Puesto de Salud de Mavunguane. Por el camino nos encontramos varios grupos de personas que venían con cestos llenos de pajaritos, y con unos palos con gancho para tirar los nidos.

Parece ser que hay un lugar específico junto al río, donde anidan miles de pájaros. Suben en ellos, cortan las ramas y se llevan los polluelos de los nidos. Claro, que luego se pegan un festín. Los pajarillos todavía no tienen plumas, así que sólo les quitan las tripas y los preparan con muy poquita agua y sal. Sueltan mucha grasa por lo que se los comen guisaditos.

Es mejor esta creencia que la de Quelimane, donde ayer informaron en las noticias que han matado a tres personas porque no llueve. Se culpabiliza a algunas personas de la falta de lluvia, y la manera de que llueva es matar a los mismos.



Khanimambo! Seguramente son los pajaritos los que no dejan que llueva, y no las personas. Así que gracias por tantos millones de pajaritos que además serán un estupendo alimento para tanto estómago vacío. Khanimambo!

2 comentarios:

Ojos de Garza dijo...

Hello Manolin.We are fourth grade pupils at Lucia Jiménez School in Ojos de Garza.
How are you? We are going to send you a solidarity metre with a lot of names.
What's the weather like in Sábiè? We are very happy that you are helping the people in Mozambique.
Adonay, María and Naira.

Ojos de Garza dijo...

We have a solidarity metre and on Thursdays we go around the classes with piggy banks collecting money.
We hope that you will play the guitar when you visit us.
Ana María, Silvia and Jennifer.