jueves, 13 de noviembre de 2014

Se cumplen 7 años en Mozambique



Missão, sábado 18 de Outubro de 2014

                Me pasé todo el día recibiendo mensajes de felicitación por mis 7 años en Mozambique, que se cumplen mañana. Fue emocionante. Además como coincide siempre con el DOMUD y el octubre misionero, me ayuda más a vivirlo en relación a toda la iglesia.
                Desperté en Baptine descansado y feliz. Tan sólo me molestaban unos ratones que había debajo de mi colchón, pero como era doble no me preocuparon mucho. Estaba bien abrigado y no había mosquitos. Me reía durante la noche porque cuando yo me movía los ratones se quedaban quietitos.
                Por la mañana me habían preparado agua caliente para ducharme. Lo de bañarme con agua caliente es un lujo que no hago ni en mi casa, aunque sea con un balde, a cielo abierto, y sobre unas piedrecitas en un baño de cañas y sacos por donde sobresale mi cabeza, lo cual me permitió ducharme viendo como la gente pasaba por los caminos, o como los pájaros revoloteaban al compás del viento en los árboles. Todo un espectáculo que me recuerda a César Manrique y al baño de su casa en el palmeral de Haría.
                Llegó el tiempo de la catequesis y luego la misa a la que vinieron todos los que visitamos. Baptine es así, como el Guadiana, aparece y desaparece. Así que aprovechamos sus apariciones para disfrutar del encuentro.
                La tarde fue fantástica porque tuvimos el encuentro de catequesis sobre el DOMUND. Nos reunimos niños y niñas de Korumana, Vila y Missão para reflexionar sobre nuestro compromiso misionero. Lo pasamos en grande y pudieron hacer una hermosa reflexión a través de un teatro, de un estudio de evangelio y de una proyección en el picopix, sobre nuestro ser misioneros y misioneras hoy en Sábiè.

                Ni bongile! Estos niños y niñas te despiertan los sueños de un mundo mejor, de un lugar donde no haya pobreza, ni hambre, ni sed, ni casas de cañas, ni niñas y niños sin escuela… Todo es posible si Tú y nosotros nos empeñamos en hacerlo posible. La misión de la que hablamos en el DOMUND tiene que ver con esto: que Tú te humanizas, y que a nosotros nos divinizas.

No hay comentarios: