jueves, 11 de diciembre de 2014

Me gustaría dejar un buen recuerdo en la memoria de todos

Missão, sexta-feira 07 de Novembro de 2014

                El dolor del dedo es algo menos intenso. Ahora siento como si tuviese una corriente contínua, como si tuviese energía tipo ETE el extraterrestre, especialmente en la punta del dedo, imagino que por ser la terminación nerviosa. Siento como si hubiese recibido un calambrazo, y todo lo que toco con ese dedo me molesta enormemente.
                Sin embargo, el escorpión no me ha impedido seguir trabajando. Incluso volví a cargar y descargar bloques, y agua del río. Los seminaristas y Paco se fueron para Mugkakaza y me quedé solito. Incluso tuve que descargar 8 sacos de cemento en el almacén, y lo hice como quien tiene 20 años.
                Un momento hermoso de este día fue en la eucaristía de esta tarde. Recordábamos a la Sª Fátima (que cumplía un mes de fallecida) y al Sr. António Correia Zibia, que fue profesor aquí y en Vahla, y falleció hace 29 años. Se reunieron personas venidas de Vahla, Missão, Vila, Maputo, etc… fue hermoso. Al terminar todos fueron hablando con agradecimiento de este profesor, padre y catequista. Tuvo que ser un hombre excepcional para que sea recordado con tanto cariño. Su esposa, Joana Jeco estaba callada pero orgullosa de ver a toda su familia y tantos amigos y amigas recordando a su marido.
 
                Ni bongile! Dudo que a mí me recuerden pasados 29 años de mi muerte, porque eso tiene mucho que ver con la familia. Sin embargo, me gustaría dejar un buen recuerdo en la memoria de todos, especialmente de los más pobres: “Fue un amigo”. Breve, vale muy bien para mi epitafio, si es que vivo así siendo amigo de todos y especialmente de los más pobres.


No hay comentarios: